Publicado en Poesías y Citas

Mariposas

 Cada dolor, desilusión, desencanto, cambio de trabajo, o simplemente un  cambio en sí, implica un proceso y transformación.
Implica a veces arrastrarse un poco en el dolor y la pena, que te ata, te ancla y te doblega, para luego envolverse en el capullo de la meditación e introspección, cubriéndose para sanas las heridas, aprender de lo vivido, sacar conclusiones.

Todo este proceso es doloroso y puede llevar mucho o poco tiempo. Pero, cuando está listo, meditado, subsanado, la caparazón que supimos crear, se quiebra y se rompe, se abren las alas y la transformación y mutación del cambio muestra su esplendor al remontar vuelo. 
Tal vez, cada mariposa que nos encontremos en nuestro andar, sea la transformación de nuestros deseos, nuestras superaciones, cambios, penas, frustraciones y sufrimiento en algo hermoso y finalmente libre.
Entonces… empecemos a buscar mariposas… ¿no?

Anuncios