Publicado en Emprendedores, Marketing, MKT e Internet, Reflexiones

6 años, de tomar coraje

Hace 6 años, arrancaba de a poco MKT Sapiens, sin saber qué iba a pasar y muy a pesar de mucha gente que me rodeaba, decidí largarme sola y emprender en comunicación y marketing digital basado en estrategia y reportes. Arrancó siendo Cragno, luego MKTSaps y finalmente MKT Sapiens, 80 logos, modelos y paletas de colores hasta que el color ideal llegó, simple y neto: Cyan y negro al 90%, el colibrí, es por mi abuela y una leyenda maya, que ya en otro momento lo contaré.
Emprender es difícil, salir de la seguridad de un trabajo en relación de dependencia, es casi lanzarse al vacío.
Fue difícil, o mejor dicho, es difícil emprender cada día, tenés un velo de incertidumbre a veces constante en cuanto a lo monetario (sobre todo en mi amado país) plazos y tiempos de pago, si es que te pagan…, tipos de interlocutores, objetivos cambiantes,mil cosas más que van siendo tamizadas y aprendidas a fuerza de curtirse en la experiencia. Sumado a que no te pagan el aguinaldo, ni tenés vacaciones fijas; nadie te marca el camino y podés sentir que la vida es una montaña rusa. O cuando llegan las grandes bisagras…definir el proceso sobre hasta qué punto me agrando y en el cuál me quedo, definiciones sobre el crecimiento y transformación del proyecto ¿Estructura formal o flexible??
Cada tanto sentís un cimbronazo y decís ¿y ahora qué? pero todo se abraza, se aprende y se supera.
La dicha de ser independiente es poder ser transparente, no vender cosas que no sé ni bombas de humo. Y con esa premisa, al mejor estilo Don Quijote de la Mancha, salir a buscar en el mundo gente que aprecie no solo la capacidad y calidad, sino también la honestidad y transparencia.
Hubo mil cosas que hicieron que dudara o que quisiera largar todo, en ese momento y a lo largo del camino, sobre todo cuando me subestimaban o me dejaba bajonear por cada presupuesto presentado rechazado. Pero aprendí, tanto para este emprendimiento como para cualquier otro, que tenés que desarrollar y trabajar la confianza y humildad, combinarlo con una percepción abierta para poder aprender de todos y todo lo que te rodea. Pero por sobre todo, confiar en lo que te dice la tripa. Podes hacer las cosas a tu modo y equivocarte, pegarte la cabeza contra la pared bien dada, sabiendo que vas a aprender de lo malo para transformarlo en algo bueno.
El emprendimiento es parte de uno, si por supuesto porque uno lo soñó, lo pensó y llevó adelante, pero no debe ser considerado como un hijo intocable. Por eso la humildad es crucial porque las críticas son buenas para poder pulirlo y mejorarlo, tal como un diamante, para luego a partir de ello poder ver las oportunidades que se abren.
Como escuché por ahí: “Cada crisis, es una gran oportunidad”. Sólo hay que tener coraje para verla y afrontarla.
6 años de desafíos, aciertos y no tanto. 6 años de caerse y levantarse, de reinventarse pero siempre fiel a los valores que te identifican. 6 años bien sapiens.
6anos.png
Anuncios

Autor:

Devota del MKT, MKT digital, SMM. Soy geek y techie!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s