Publicado en Emprendedores, Reflexiones, Sobre Argentina

Open Wishes… pensando en mañana

Hace tiempo que el mundo mira a los emprendedores. Primero fue como esos locos que no encajan en ningún lado, luego como esos locos lindos y ahora casi como los héroes que pueden salvar el mundo.

La realidad es que el mundo emprendedor ha crecido y se ha fortalecido mucho, humildemente me parece que se ha perdido un poco la esencia real del emprendedor. Hay un objetivo mucho más grande que cada emprendedor y que cada organización. Por primera vez, el mundo nos mira con buenos ojos, quiere escucharnos, quiere ver qué tenemos para ofrecer, podemos y debemos unirnos realmente en pos de un fin que es más grande que nosotros. Hay que dejar los intereses más banales de lado para trabajar juntos pensando en un futuro mejor. Argentina lo está logrando, de a poco, con esfuerzo y mirándonos entre nosotros, abriendo nuestras ideas y sueños al futuro.

Nosotros estamos plantando bandera y debemos consolidarnos para el futuro, no sólo porque si trabajamos todos juntos podríamos generar más empleo, legar países más eficientes, sustentables y colaborativos sino darles a futuras generaciones otro tipo de economía y comunidad.

Sé que soy idealista, pero ¿qué emprendedor no lo es?  El emprendedor debe ser idealista y realista, tiene que tener el ego y tenacidad suficiente para caerse y levarse quinientas veces, pero a su vez poco ego, para escuchar qué dicen de su emprendimiento sin enojos ni soberbia y para que, cuando triunfa tender una mano a otros. Los emprendedores no debemos caer en el cholulaje, ni en creérnosla, porque somos limitados y podemos hacer más historia todos juntos, que todos separados.

Se vienen épocas buenas pero intensas… es momento de salir a reunir a todos los emprendedores, sustentables, tecnológicos, no tecnológicos.. todos para demostrar que todos juntos, cambiamos el mundo.

dreaming_13026914033

Publicado en Curiosidades, Reflexiones, Sobre Argentina

La celebración del trabajo culminado: el fin de zafra.

El sol caía entre cerros tapizados de yungas y el último lote de cañas.
La ansiedad se arremolina mientras esperábamos la llegada de las 30 cosechadoras y para amenguar dicha espera, llegaron los camiones zafreros engalanados con cintas de colores, banderas entonando una particular sinfonía con sus bocinas contagiando algarabía en la peregrinación que todos nos encaminamos para compartir el final de la zafra del año.

BeFunky_resumenZafra
Febo se despedía mientras jugaba a las escondidas entre las nubes, pispeando las comparsas que empezaban a llegar coloridas entre camionetas, camiones y motos, mientras los ingenieros, trabajadores y colaboradores van y vienen recorriendo los surcos y rastrojos, al mismo tiempo que asistentes y espectadores circulan por el lote, todos como peregrinos llegando al santuario.

Finalmente se las vio a la distancia, la caravana de 30 cosechadoras llega antecedida por el rugido de sus motores y esa potente luz en medio de la noche que despierta admiración y más de una sonrisa en los labios.
30 cosechadoras cañeras adornadas con cintas de colores y banderas se lucen orgullosas como las llamas y vicuñas durante un desfile. El despliegue escalonado de los tractores, tolvas y máquinas, dan cuenta de una magnificencia y tributo al trabajo que es ampliamente celebrado por cada persona que forma parte, de una forma u otra, en el proceso. Los sinfines parecen hacer la venia ante las últimas cañas que se mantienen erguidas orgullosamente, mientras el descogollador murmura entre las hojas y troncos como pidiéndoles permiso para terminar su faena.

Cuando las cosechadoras llegan a la punta del surco, secundadas por los tractores, hacen su reverencia frente a los espectadores,  mientras en el aire se macera un aroma a hojas verdes frescas, con un dejo a fibra amaderada perfectamente emulsionado con un inconfundible y exquisito sabor azucarado que cobra sentido cuasi palpable con el aire refrescante del anochecer de noviembre.

Soldezafra

La celebración del fin de la Zafra es un acontecimiento único, que debo decir que fue un honor haberlo presenciado, siendo parte y percibiéndolo con todos los sentidos. Ledesma esa noche, deja entrever los valores y la esencia que los nuclea, demostrando la gran familia que es; trabajadores, comparsas y no trabajadores se reúnen en el lote con un mismo anhelo y festejo. En el ambiente se palpa, y se contagia tanto la ansiedad como el jubileo del trabajo terminado colmado de alegría, y esa sensación se siente en el aire y hasta en la tierra bajo nuestros pies que parece vibrar, como si la Pachamama se divirtiera entre los bocinazos y el rugido de los motores, porque todos sus changuitos están contentos.

Mientras la calma y la noche empiezan a asentarse para anunciar que la actividad llega a su fin, la imagen que queda grabada en mi mente son las sendas de luz que juegan con la tierra en suspensión, recortando siluetas de tractores y los bailes en los surcos despejados dando testimonio del trabajo ya culminado. Los camiones llevan la cosecha al trapiche anunciando con sus bocinas el fin de la zafra contagiando alegría y un poco de melancolía.

Y así me retiré dejando atrás las luces de las máquinas iluminando el sendero de surcos despojados, libres como metáfora del camino que se abre hacia un nuevo horizonte, mientras las cañas poco a poco empiezan a renacer.

BeFunky_20141128_213745

Publicado en Curiosidades, Reflexiones, Sobre Argentina

Café Pendiente

Ya conocía la iniciativa, pero comparto esta nota de Urielblog

Qué es Café Pendiente:

Es una iniciativa que invita a realizar una acción solidaria, sin fines de lucro, basada en la confianza.

Consiste en pagar anticipadamente un café a alguien que no tiene recursos para comprar una taza de café caliente.

Surgió en Nápoles, Italia, con el nombre de “Caffe Sospeso” y, gracias a

las redes sociales, ya se ha extendido a varios países, con muy buena
respuesta de la gente

http://urielarte.wordpress.com/2013/05/12/cafe-pendiente-una-buena-idea-que-queria-compartir-con-todos/#comment-1121